Gaggenau

Conectemos.

El arquitecto de Los Ángeles Michael Maltzan tiene una visión: crear vínculos intencionados entre las personas y los edificios que sean tan atractivos estética y emocionalmente como prácticos para la vida urbana moderna.

La mejor manera de hacerse una idea del trabajo de Michael Maltzan es darse una vuelta por el centro de Los Ángeles. Ha sido capaz de dar un aire diferente a las zonas industriales de la ciudad salpicándolas de austeros edificios de color blanco y formas inusuales que desafían la visión del hombre. Los proyectos de Maltzan sobresalen entre la maraña de autopistas, vías de transporte, almacenes y rudas calles ondulantes alrededor del enorme canal de hormigón del río de Los Ángeles. Existen manifiestos de su idea de modernismo con un fin, definido por el deseo de inclusión social y el objetivo de utilizar la arquitectura como una fuerza para conseguir un cambio de mayores dimensiones.

“Mi trabajo tiene muy en cuenta el modo en que la arquitectura puede ayudar a crear una experiencia urbana más progresista o positiva para las personas”, así lo explica Maltzan, de 55 años de edad y originario de la Costa Este. “Mi objetivo es seguir rompiendo las barreras de todo lo que tiene que ver con la arquitectura, es tener voz en las conversaciones sobre el modo en que evolucionan nuestras ciudades y comunidades y seguir desarrollando imágenes, representaciones, visiones y, finalmente, artefactos físicos que representen cómo puede ser ese mundo.”

Detrás de Maltzan vemos el modelo de 20 metros de longitud de su último proyecto, la sustitución del histórico viaducto de la calle sexta de Los Ángeles. Este otoño se derribará la ruinosa estructura de hormigón para dejar paso al concepto más amable y sutil de Maltzan para conectar una megalópolis en continua expansión. En 2019 una secuencia de ondas de hormigón blanco, acero y cristal complementadas por espacios verdes se ondularán sobre el canal del río de Los Ángeles para dar cabida a peatones, ciclistas y conductores en varios niveles.

El reto era demostrar que la infraestructura puede asumir diversas responsabilidades. “Siempre que se construye algo de estas dimensiones, ese algo tiene que hacer algo más por la ciudad que llevar un coche de un lado al otro del río. Hacer más para crear un sentido más fuerte de la conexión urbana, cambiar la idea que tenemos de movilidad, enlazar comunidades y barrios diferentes.”

A Maltzan le fascinan las conexiones novedosas e inesperadas. Nació y creció en Long Island hasta que pisó Los Ángeles por primera vez a mediados de los ochenta. La megalópolis de diez millones de habitantes que ahora considera su hogar parece “más real que ningún otro lugar en el que he estado. Esta ciudad destila tantas culturas diferentes, tantos foros diferentes, tantas economías y políticas diferentes, tantos componentes sociales diferentes... Todos ellos conforman una ciudad que no deja de evolucionar, cambiar y plantear retos.”

Maltzan ha sabido enfrentarse a esos cambiantes impulsos y retos con un sello propio. Admite que su primer encargo sigue siendo el que más le ha marcado. En 1992 comenzaron a desencadenarse violentos disturbios en Los Ángeles tras la paliza propinada por la policía al afroamericano Rodney King. La oleada de incendios provocados y saqueos hizo que Maltzan pasara a la acción. “La ciudad se estaba desmoronando de una forma tan violenta como nunca habría imaginado”, afirma.

Michael Maltzan y su visión del nuevo viaducto de la calle sexta de Los Ángeles.

Así las cosas, no dudó en aprovechar la oportunidad de diseñar un campus para la organización sin ánimo de lucro Inner-City Arts en la zona de Skid Row de Los Ángeles, un barrio conocido por su numerosa población indigente y sin techo. En su afán por cicatrizar las heridas e impulsar el cambio, Maltzan diseñó un conjunto de edificios de color blanco que completó en el transcurso de 15 años. A su modo de ver, el campus se ha convertido en mucho más que una mera escuela de arte para gente desfavorecida.

“Para mí, Inner-City Arts es una síntesis, una especie de microcosmos de la ciudad ideal”, explica. “Está muy muy cerca de la idea de utopía que tengo. Se trata de un campus para educadores, administradores, para la comunidad, las familias y los estudiantes que trabajan y viven allí, pero más que nada es un barrio en sí mismo.”

Su enfoque implica una profunda reflexión sobre el modo en que las personas perciben y se mueven por un edificio. Ese es el motivo por el que Maltzan invierte tanto tiempo coreografiando los movimientos a través de sus edificios, ya sea una residencia privada o el proyecto de una gran infraestructura.

La residencia Pittman Dowell tiene siete caras pero ninguna puerta en su interior.

La residencia Pittman Dowell situada en el filo del Angeles National Forest es un claro ejemplo. Se trata de una casa con siete caras, pero el cliente no quería puertas. Para recorrer el espacio a Maltzan se le ocurrió una coreografía helicoidal, casi cinemática. “Hay una puerta en la parte delantera y también una puerta trasera, pero una vez estás dentro, puedes moverte con total fluidez de una estancia a otra.”

Para Maltzan, Los Ángeles ha llegado a su límite teniendo en cuenta su infinita expansión, su crecimiento y el uso de recursos. En esta transformación radican importantes enseñanzas para el resto del mundo. “Los Ángeles encarna muchos de los retos y desafíos a los que se enfrentan las ciudades de hoy en día. Se trata de cuestiones fundamentales sobre política, economía, estructura social, densidad, tejido urbano, transporte y geografía”, explica. En su opinión, la arquitectura puede suscitar y guiar este debate encendiendo pequeñas chispas, edificio tras edificio. “El germen de una idea puede influir enormemente en una ciudad, y en otras ciudades del mundo.”

Texto: Steffan Heuer

Fotografía: Iwan Baan

www.mmaltzan.com

Los New Carver Apartments de Los Ángeles ilustran muy bien lo que es una vivienda de vanguardia.

Más contenidos: Arquitectura y espacios

  • Experiencias de compra
    en mundos de fantasía.

    Más
  • El renacimiento de la piedra.

    Más
  • Resurgida
    de las ruinas.

    Más
  • Conectemos.

    Más
  • Los árboles crecen
    sobre Milán.

    Más
  • Casas con
    secretos.

    Más
Anterior 1 6 Siguiente